Dieta para diabetes gestacional

Como mamá experimentada, mi segundo bebé ya tiene 8 meses, recuerdo con pavor cuando me dijeron en el primer embarazo que tenía diabetes gestacional. Lo primero que me llevé es un susto de muerte y encima me aterraba la idea de tener que pincharme insulina.

Después del desconcierto inicial, y a pesar de que las primeras semanas pasé mucha hambre debido a la estricta dieta que tenía que hacer, lo cierto es que me vino fenomenal.

Durante las primeras 4 semanas, perdí peso a razón de 1kg por semana y ni mi ginecólogo y ni mi endocrino le dieron la más mínima importancia. Así que en cuatro semanas pasé de tener +6kg de más a +2kg en total desde el principio del embarazo. Al final del mismo, sólo engordé 4kg… así que cuando salí del hospital ya pesaba menos que antes de quedarme embarazada y anima mucho verte delgada en ese primer estado inicial donde la tripa se queda como en el embarazo pero sin presión y sin sentido.

Pero bueno, este artículo no se trata de hacer dieta durante el embarazo que está totalmente contraindicado, si no que os quiero contar la dieta que a mi me funcionó y con la que conseguí controlar el nivel de azúcar en sangre y así evitar males mayores para el bebé.

Las pautas que me dio mi endocrino fueron las siguientes:

***

Dieta de 1800 kCAL para Empabarazadas 

DESAYUNO: Café, té o manzanilla, con leche (200 cc). Una rebanada de pan con 50 g de queso fresco. Una pieza de fruta.

MEDIA MAÑANA: un vaso de leche (200cc) o un yogur desnatado y sin sabor.

COMIDA y CENA: 200-300gr de verdura hervida o ensalada o 30g (peso en seco) de pasta o legumbre.

150g de pescado o carne hervidos, a la plancha o al horno.

150g de fruta fresca

20g de pan.

MERIENDA: un café con leche (200cc) y una rebanada de pan con 30-40g de queso fresco.

AL ACOSTARSE: un vaso de leche (200cc)

Aceite una máximo de 25g al día (dos cucharadas soperas)

Sal: se utilizará Sal Yodada.

***

Con esa dieta inicial, cuando me controlaba el azúcar por la mañana los índices se disparaban y el resto de comidas conseguía controlarlo. Así que con su supervisión fuimos eliminando y sustituyendo algunos alimentos por otros y así conseguir una dieta equilibrada y no tener que pincharme insulina por las mañanas.

La tabla para la sustitución fue:

1. Quitar el pan del desayuno y sustituir por: queso curado, jamón, huevo, bacon, lacón, pavo o ahumados.

2. Si quitando el pan seguía teniendo alto el azúcar, quitar la fruta y sustituir por la lista anterior.

3. En último lugar, quitar la leche y sustituir por la lista anterior.

La dieta que terminé haciendo fue:

DESAYUNO: leche desnatada con café, sin azúcar (claro) y sin sacarina tampoco, una pieza de fruta y unos trozos de embutido y/o queso.

MEDIA MAÑANA/TARDE: fruta o yogurt natural desnatado sin sabores sin azúcar.

COMIDA/CENA

  • PRIMER PLATO: verdura  y/o ensalada, como la patata y el pan están muy controlados, yo decidí comer la verdura sin patata y comer un poco de pan. Así por ejemplo, hacía judías o acelgas con tomate y tacos de jamón, coliflor con bechamel casero donde puedas controlar la cantidad de harina, espárragos a la plancha, alcachofas rehogadas, etc y cualquier tipo de ensalada que no tuviera pan.
  • SEGUNDO PLATO: un filete de carne, pollo o pescado a la plancha o al horno. También podría ser un guiso de carne pero sin poder comer pan con la salsa como que no me merecía la pena.
  • POSTRE: fruta

El truco está en controlar los hidratos de carbonos que se ingieren y para eso la cantidad de pan, pasta, legumbre, harina, patata, etc deben estar controladas. Por lo demás, se puede comer más o menos normal aunque en pequeñas cantidades.

Un día a la semana o dos me daba un homenaje de pasta (mi plato favorito) aunque los 30g indicados en la dieta que es muy poquita cantidad. Y prácticamente no comí legumbre en todo el tiempo porque el antojo de pasta era muy superior. El arroz ni lo probé.

Yo me pinchaba para controlar la insulina 1h después de empezar a comer, en el desayuno, comida y cena; y salvo cuando me pasaba de cantidades o comía un poco más de pan conseguí controlar el azúcar. Los niveles que no podía pasar eran:

En ayunas < 92

1h después de empezar a comer < 140

Los aparatos para pincharte se pueden conseguir en el centro de salud, te los presta la enfermera junto con recambios cada vez que los necesites. Cuando terminas el proceso se devuelven y ya está, igual ya no vuelves a tener diabetes nunca más en la vida.

Para mi segundo embarazo no tuve diabetes gestacional y ya no he vuelto a tener más problemas de este tipo. Así que si te ha tocado, ánimo y tranquila que con un poco de control 24a tu bebé no le va a pasar nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s