Diario de una embarazada (10 semanas)

Hemos recibido una historia de una futura mamá que quiere compartir su experiencia con nosotros, así que estamos encantados de poder publicar sus sensaciones, emociones y anécdotas que le vayan pasando a lo largo de su embarazo.

Este es su primer relato a las 10 semanas de gestación:

Hola a todos!

Quiero contaros la historia de una futura abejita que irá directa al enjambre de BeeBeeBabies si todo va bien a mediados de Septiembre de este año.
En diciembre nos enteramos de que estamos esperando un bebé, noticias que recibimos con sorpresa y con muuucha alegría tanto que nos costó guardar el secreto y a los pocos días acabamos contándoselo a la familia y a los amigos cercanos.
Con mi testimonio, quería compartir no solo las sensaciones del comienzo de mi embarazo sino mi experiencia con médicos y otras madres.
El embarazo es, por lo poco que llevo experimentando, algo muy personal que varía de mujer a mujer e incluso de diferentes embarazos en una misma mujer. Con el propósito de ayudar, la gente suele reaccionar ante la noticia contándonos como fue su experiencia e incluso llegamos a preocuparnos en ocasiones por considerar que nos pasaba algo “raro”.
Pero empiezo por el principio… yo tenia planeado contarle a mi marido el descubrimiento de mi embarazo con una foto-collage que había preparado pero no al final no pudo ser así! Cuatro días antes de la falta me hice la prueba y me salió una línea casi casi imperceptible y cuanto más la miraba desde todos los ángulos, más dudas tenía de si la línea estaba ahí o era todo producto de mi imaginación jaja, así que se lo tuve que enseñar a él y ahí nos tenéis enfocando la luz del flash a la prueba y volviéndonos locos pero sí, el también veía la línea!! A los pocos días me la repetí y entonces se veía bastante más claro.
Lo mejor fue la cara de los futuros abuelos y tíos al ver la imagen de “una foto nuestra muy reciente”:
20141230_125339
Hecha con imperdibles de mi vestido de novia y sobretodo con mucha ilusión y cariño! En general todos tardaron unos 2-3 segundos en reaccionar y asimilar la noticia con lágrimas de alegría! Los abuelos siguen ilusionados con la idea, siguiendo todos los detalles y cuidándome mucho 🙂
Cuesta hacerse a la idea del embarazo si, como en mi caso, a las diez semanas no se tiene ningún síntoma! Nada de sueño ni molestias, nada de naúseas ni cambios de humor. Así que por una parte estoy encantada y espero que siga así pero por otra me apetece notarme ya la barriguita o tener alguna prueba más obvia!!
A las cinco semanas fuimos al ginecólogo que me hizo una ecografía pero no pudimos ver el embrión ni oír nada. Salimos de ahí un poco preocupados… somos primerizos y nos hubiera gustado que nos explicaran todo bien! Lo mismo con otras madres a las que les contamos como fue la cita, se extrañaron mucho de que no me mandaran ninguna análitica. Más adelante aprendimos por una parte que las ecografias se hacen a partir de las 7-8 semanas para poder escuchar los latidos y por otra parte que las expresiones de extrañeza de los demás pueden ponerte más y más nervioso. A partir de ahí, nos propusimos seguir las indicaciones del médico, confiar en él y preguntarle mucho porque es él quien en realidad sigue mi embarazo en particular. Pues eso, a las siete semanas volvimos y ya escuchamos el latido a muy buen ritmo y vimos la formita del embrión, muy muy emocionante!!!
Esto parece que va para largo… así que mantendré informados!
Tukah