Cómo nos cambia la maternidad

La maternidad supone muchos cambios: a nivel emocional, físico e incluso mental, como explica este estudio que afirma que la maternidad cambia al cerebro y nos hace más inteligentes. (Ojalá, porque una empieza a pensar que perdió neuronas en el embarazo).

Sin duda la maternidad cambia las prioridades (ahora hay otra persona que depende de ti), la organización (ya no puedes disponer de tu tiempo como quieras), la logística (donde caben dos, caben tres, pero no con tantos juguetes y trastos). En definitiva, la maternidad cambia la vida, siempre para mejor, aunque nos cueste mantener ese pensamiento positivo después de una noche sin dormir.Cambios maternidad

Por eso hay 8 cambios fundamentales que es mejor asumir desde un primer momento:

  1. La tripa no vuelve a su sitio. Al menos no lo hace de forma inmediata. Puede que entres en tus antiguos vaqueros el día del primer cumpleaños de tu hijo pero, amiga, tu desnudo nunca será el mismo por muchos hipopresivos que hagas.
  2. Fuera pendientes y collares durante unos añitos. Salvo en contadas ocasiones, olvídate de lucir collares, gargantillas, pendientes o cualquier otra cosa que llame la atención de tu hijo. Querrá cogerlo, jugar con ello, morderlo o romperlo. Acabarás dejándoselo para que se calle y te quedarás sin ello.
  3. Vivan las ojeras y los moños. Tu look será, más que casual, informal rozando lo desaliñado. Hazte con un buen corrector de ojeras y descubre cómo ir a la moda esos días en los que no llevas el pelo tan limpio como quisieras (al parecer estamos de suerte porque el pelo sucio es tendencia OMG!).
  4. Tu lema será: “no me da la vida”. Ya puedes ir aprendiéndolo. No hay madre con la que hable que no vaya corriendo, estresada o pensando en lo que tiene pendiente por hacer. Si no, no seríamos madres.
  5. Tendrás súperpoderes mágicos. Y siempre podrás con todo. Dicho así suena muy bien pero me refiero al superpoder para hacer tres cosas a la vez, para tener al niño entretenido mientras resuelves un problema del trabajo, o para inventarte una cena rica con lo poco que queda en la nevera.
  6. Tus placeres cambiarán. Recuerda lo placentera que podía resultar una tarde de compras, una sesión de cine, o unas horas en la peluquería. Mantén vivo ese recuerdo porque, cuando seas madre, descubrirás el placer de la soledad y de los momentos de silencio.
  7. Aprenderás, no lo dudes. A bañar a tu bebé, a preparar un biberón mientras le sostienes en brazos, a diferenciar los bodies de buena calidad, a hacer ricos purés… La maternidad es un aprendizaje continuo, un prueba-error diario, sin fórmulas mágicas ni verdades absolutas.
  8. Te sentirás feliz y orgullosa. Te podrás sentir juzgada en muchos momentos pero, pese a las críticas disfrazadas de consejos, tu hijo estará encantado contigo y tú con él.

Por cierto, tenemos chica nueva en la oficina. Os presentamos a Olivia, hija de Marta, la fundadora de Bee Bee Babies. Y cómo no, nuestra mejor modelo. Así de preciosa estaba en el hospital con su conjunto de pandas.Conjunto recién nacido

Es tan bonita que podríamos estar todo el día mirándola.

¡Qué tengáis un buen fin de semana!

 

Anuncios